Cómo dar vida a un plan de ahorro

No podemos empezar a invertir si antes no disponemos de algo de dinero ahorrado. De ahí que sea tan importante contar con un buen plan de ahorro. Estas dos acciones tienen que convertirse en actividades financieras que realicemos de manera asidua. Igual que por ejemplo pagamos las letras del coche.

Como sabemos la importancia que tiene el ahorro para tu futuro plan de inversión (No dejes de leer Cómo fabricar una cartera de inversión si quieres saber más al respecto), hemos querido recatar este artículo. En él aprenderás cómo crear tu propio plan de ahorro se manera sencilla y eficaz. ¿Quieres saber más al respecto? En ese caso, sigue leyendo este post. Comencemos.

Cómo crear un plan de ahorro de manera sencilla y eficaz

Crear un plan de ahorro es un método infalible no solamente para reunir algo de capital, sino también para aprender a controlar nuestros gastos. Por medio de este sistema conseguiremos, mes a mes, ahorrar algo de dinero que a la larga podremos usar para imprevistos económicos o para invertir. Como sabemos que no es una tarea fácil, sobre todo hoy en día a causa de los sueldos tan bajos en comparación con el precio de la vida, queremos ayudarte a crear tu plan de ahorro dándote unos pasos muy sencillos con los que conseguirlo. Veamos a continuación cuáles son.

Pasos a seguir para perfilar nuestro plan de ahorro

Marcarnos un objetivo realista

Es muy complicado comenzar a ahorrar si no sabemos para qué estamos haciéndolo. Lo ideal es que tengamos claro cuál es el uso que queremos darle a ese dinero. ¿Nos apetece escaparnos a alguna playa paradisiaca? ¿Queremos cambiar la cocina o comprar un coche nuevo? ¿Estamos pensando en retomar los estudios? ¿Quizá queremos comenzar a ahorrar para invertir en nuestra jubilación? Conocer nuestros objetivos nos permitirá ahorrar de manera más sencilla. Primero porque sabremos cuánto dinero debemos ahorrar y segundo porque fijaremos una línea de tiempo para conseguirlo.

Tener claros nuestros gastos mensuales y nuestros ingresos

De nada sirve que queramos ahorrar si no sabemos con cuánto dinero contamos cada mes. Hay que saber cuáles son nuestros ingresos netos y separar meticulosamente los gastos fijos. Piensa que hay partidas que siempre pagamos cada mes. Por ejemplo

  • la hipoteca, la comida, la letra del coche, los suministros o cualquier préstamo que hayamos solicitado.
  • A ese gasto fijo hay que sumar, por lo menos, un pequeño porcentaje dedicado al ocio. Puedes calcular de forma realista cuánto gastas en ocio revisando facturas de meses anteriores. Si el gasto es demasiado elevado en esta partida tendrás que reducirlo.

Preparar un presupuesto y crear un plan de ahorro

Ahora que sabemos cuánto gastamos y cuánto ganamos es el momento de crear un presupuesto. Este ha de ser, una vez más, realista. Divide cada una de las partidas de gasto y asegúrate de cuáles puedes reducir un poco. De este modo podrás crear una nueva partida fija que sea la del ahorro. De esta manera comenzarás a perfilar tu plan de ahorro personalizado. Lo ideal es que tus gastos dedicados a pagar deudas no superen nunca el 40 % de los ingresos netos que percibes al mes. Si esta premisa se cumple te resultará más sencillo afrontar el día a día.

Priorizar en nuestro plan de ahorro y abrir una cuenta de ahorro

Es posible que nuestro plan de ahorro sea motivado por diferentes objetivos. Puede que quieras ahorrar para hacer un viaje el año que viene. Pero también que queramos comenzar a pensar en nuestra jubilación.

En este caso deberemos de priorizar por límite de tiempo y establecer así qué cantidad del dinero ahorrado vamos a dedicar a cada uno de estos objetivos para llegar a cumplirlos. Una forma sencilla para que este dinero no se confunda ni se gaste es abrir una cuenta de ahorro. Podrás obtener cierta rentabilidad de tu dinero y crear una transferencia automática cada mes por el mismo importe.

Leave a Reply