Cómo fabricar una cartera de inversión

Tener una buena cartera de inversión es el primer paso para poder sacar rentabilidad de nuestros ahorros. Sin embargo la mayor parte de las veces no sabemos con exactitud cómo prepararla.

Por este motivo los expertos de Inversiones Seguras han querido compartir en este artículo los mejores consejos para fabricar una cartera de inversión. De este modo lograrás que tus ahorros aumentes y obtendrás una mayor seguridad en tus finanzas. ¿Te gustaría saber más? En ese caso, sigue leyendo.

Consejos para crear tu propia cartera de inversión

Ser conscientes de nuestro perfil inversor

No podemos comenzar a crear una cartera de inversión si no sabemos la cantidad de riesgo que estamos dispuestos a asumir en nuestras inversiones. En general podemos decir que existen 3 tipos de perfil inversor. Estos son:

  • Conservador
  • Moderado
  • Agresivo

En función de la tolerancia que tengamos al riesgo formaremos parte de uno de estos tres tipos. Y nuestra cartera estará totalmente determinada por dicho perfil. Si en tu caso no terminas de saber en qué perfil encajas, no te preocupes. Por norma general las entidades financieras disponen de herramientas para ayudarte a definir tu perfil.

Marcarnos unos objetivos claros

Está claro que todos queremos que la finalidad de cualquier persona que invierte su dinero es generar beneficios. Sin embargo, para que nuestras inversiones verdaderamente funcionen tenemos que ser un poco más explícitos en cuanto a nuestros objetivos. Por ejemplo, ¿con cuánto dinero contamos para invertir? ¿Durante cuánto tiempo podemos utilizarlo sin que sea necesario recurrir a él? ¿Qué periodo de tiempo nos hemos fijado para conseguir beneficios? ¿Cuál es la última finalidad de nuestras inversiones? Comprar un coche, ahorrar para la pensión… etcétera.

Contestar a estas preguntas nos marcará el tipo de inversiones que debemos de realizar para cumplir nuestros objetivos. Ojo, porque si no somos realistas con nuestras aspiraciones la cartera de inversión no funcionará.

Jugar a la diversificación

Para disponer de una cartera de inversión sana y equilibrada el mejor truco consiste en diversificar para lograr un equilibrio. Una buena cartera de inversión combina inversiones de mayor riesgo con otras más conservadoras. Aunque nuestro perfil sea conservador. De esta manera equilibramos los peligros y los beneficios de manera adecuada.

Existen en el mercado un montón de productos para sacar beneficios. Desde la renta fija y la variable, pasando por depósitos a plazo fijo, los fondos de inversión, los bonos, el patrimonio inmobiliario, las divisas, etcétera.

Combinar diferentes productos con plazos de inversión distintos será la clave para fabricar una buena cartera de inversión.

Contemplar la fiscalidad de los productos

No todos los productos en los que invertimos disponen del mismo tipo de fiscalidad. Ni tampoco de las mismas comisiones. Para conseguir equilibrar estos elementos lo mejor es disponer de un buen asesor financiero que nos oriente sobre cómo compaginar diferentes inversiones.

Si te ha gustado este artículo

Te aconsejamos que eches un vistazo a otras noticias de nuestra web. Como por ejemplo:

Leave a Reply