Cómo invertir con poco dinero

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el inversor medio en España es que dispone de poco dinero para invertir. No hay que olvidar que la mayor parte de los sueldos en nuestro país no superan los 16.000 €. Lo que convierte en una auténtica odisea la posibilidad de ahorrar y mucho más de invertir.

Por este motivo desde Inversiones Seguras queremos aconsejarte para que sepas cómo invertir con poco dinero. A partir de ahora podrás obtener beneficio de tus ahorros aunque estos sean más bien exiguos. ¿Quieres saber más al respecto? En ese caso no dejes de leer este artículo. Vamos a ello…

Invertir con poco dinero

En general los sueldos bajos, la inestabilidad laboral y el desempleo son los mayores males que afectan a los ahorradores. Hasta el punto que, según un estudio realizado por Fintonic en la juventud, solo el 66 % de la nueva generación, la más afectada por estos problemas, es capaz de ahorrar el 25 % de su sueldo.

Si a esto le sumamos unos gastos muy elevados en lo que se refiere a alquiler o venta de vivienda, el sinsentido está servido. Sin embargo, incluso para los más jóvenes y desfavorecidos económicamente, siempre hay opciones de inversión al acecho. Y nuestros consejos estrella para ellos son los siguientes:

Consejos para invertir con poco dinero

Usar solamente lo que no se va a necesitar

Aunque tengas un porcentaje ahorrado de tu sueldo es importante que no inviertas todo este dinero para intentar obtener beneficios. Siempre hay que dejar un colchón de seguridad por si surge algún imprevisto. Por ejemplo que le coche se rompa o que haya que hacer una reparación en el hogar.

Si tienes cierta aversión al riesgo

Una buena opción para tu caso pueden ser los depósitos o las cuentas remuneradas. En estos casos el Fondo de Garantía de Depósitos cubre los 100.000 primeros €. El rendimiento será mayor conforme avance el plazo. Por tanto, para que te resulte rentable hay que buscar soluciones a largo plazo y no tocarlas hasta que este termine. De ahí que insistamos en que solo uses el dinero que no vas a necesitar para invertir. El problema de estos productos es que tienen unos intereses muy bajos que no llegan ni al 0,08 % para plazos de un año. Y ni siquiera dedicándonos al medio o largo plazo podremos obtener más de un 0,13 %.

Si no te importa arriesgar un poco

En ese caso quizá debas de decantarte por los fondos de inversión. Los riesgos son mayores pero se trata de productos con beneficios fiscales interesantes. Por ejemplo, no tributan hasta que no se reembolsan las participaciones. En ese momento tributarán en la base imponible de ahorro en la declaración de la renta. Y lo harán como pérdida patrimonial o ganancia en función de los resultados. La tributación oscila entre el 19 % y el 21 %.

Además puedes apostar por la compra de varios activos diferentes desde cantidades muy pequeñas. Incluso de 1 €. Por lo que cualquiera puede entrar en ellos.

Al ser fáciles de comprar y vender es sencillo encontrar uno que funcione con cada cliente.

Si apuestas por los fondos de inversión lo mejor es contar con un experto pues se trata de un producto financiero que hay que conocer para sacarle provecho.

A mayor riesgo, mayor beneficio

En caso de no tener ninguna aversión al riesgo dentro de los fondos de inversión hay que decantarse por la renta variable. Con los tipos de interés actuales es un plan muy interesante. De hecho, en este momento lo mejor es apostar por la Bolsa ya que los tipos están al 0 %. Según los expertos se puede dividir la inversión de diferentes fondos. Y si se puede apostar el 100 % en ellos.

Leave a Reply