Invertir en renta variable

Si estás pensando en invertir y sacar grandes beneficios de tus ahorros lo más probable es que tengas intención de adéntrate en el interesante mundo de la renta variable. Siempre y cuando no te importe asumir riesgo con este tipo de inversiones obtendrás más beneficios. Sin embargo la renta variable tiene sus pros y sus contras. Como sabemos a más beneficios mayor peligro de perder nuestro dinero. Ya que no hay que olvidar que en este tipo de inversiones no podemos contar con una garantía en cuanto a rentabilidad.

Desde Inversiones Seguras queremos explicarte algunos datos interesantes sobre cómo invertir en renta variable. De esta manera, si te decantas por esta opción, sabrás más acerca de ella. No dejes de leer este post para conocer más datos al respecto.

La renta variable

Cuando hablamos de renta variable lo hacemos para referirnos a aquellos activos cuya rentabilidad y recuperación no están garantizados. Aunque lo normal es que se saque más capital en este tipo de inversiones, también puede darse el caso en el que nos encontremos con una rentabilidad negativa. Esta inestabilidad es debida a varios factores. Por ejemplo a cómo vaya evolucionando la empresa en la que se ha invertido. Cómo se comporten los mercados financieros, etcétera. Entre los tipos de renta variable más conocidos sin duda destacan las acciones.

A pesar de la peligrosidad de estos productos son los únicos capaces de superar la inflación a largo plazo. ¿Por qué sucede así? Fácil, porque existe una correlación clara entre el crecimiento económico que tiene un país y este tipo de renta. Si nos quedamos en el corto y el medio plazo la volatilidad aumenta.

¿Invertir en renta variable es posible para el ahorrador de a pie?

Sí, es posible. Pero hay que hacerlo con cabeza y muchos conocimientos. De ahí que se aconseje siempre acudir a un experto. Y los mejores en estos casos son los asesores financieros. Y en la mayoría de las ocasiones aquellos que no trabajan para los bancos, puesto que no les interesa vender ningún producto concreto sino conseguir la máxima rentabilidad.

Pasos a seguir para invertir en renta variable

Si quieres invertir en este mundo lo mejor, además de contar con la colaboración de un experto, es llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Apostar por el largo plazo. Como hemos explicado la volatilidad en renta variable es inferior a largo plazo. De ahí que si quieres apostar por ella pienses en inversiones con una duración mínima de 3 años.
  • Decantarse por los activos de renta variable global. ¿Qué significa esto? Que lo mejor es que tus inversiones en renta variable estén asociadas a diferentes Bolsas, a distintos sectores e incluso a estilos de inversión variados. De esta manera reducimos el peligro que acarrea este tipo de inversión.
  • Realizar inversiones periódicas. En el caso de querer invertir en renta variable lo mejor es hacerlo de manera periódica y no puntualmente. Así diversificamos en el tiempo.
  • Y por supuesto, contar con un buen asesor. Insistimos en este tema porque de verdad es vital conocer este mundillo para sacar beneficios de él. Busca un buen asesor que te ayude a crear una cartera de inversiones adecuada para ti.

¿Te ha resultado interesante este artículo?

En ese caso no lo dudes y echa un vistazo a nuestro apartado de noticias. Aquí encontrarás información interesante relativa al mundo de las finanzas y a las últimas noticias relacionadas con la economía. Por ejemplo:

Leave a Reply