¿Sabes qué son los productos híbridos?

Si te estás introduciendo en el mundo de las inversiones es probable que todavía haya ciertos términos que no termines de comprender del todo. Puede que uno de ellos sea precisamente el de los “productos híbridos”.

Desde Inversiones Seguras queremos explicarte qué son los productos híbridos. Esperamos que este artículo te sirva de ayuda. Comencemos.

Definición de los productos híbridos

Los productos híbridos son aquellos que por su forma algo compleja no pueden ser etiquetados como productos de tipo fijo o variable. Ya que comparten características similares con dichos productos financieros. De ahí que tengan esta denominación.

En general, a la hora de hablar de productos híbridos se piensa principalmente en dos variables:

  • Participaciones preferentes. En este caso el comprador adquiere acciones de la compañía pero con ciertas restricciones y características híbridas. Por ejemplo, son de tipo perpetuo y con carácter fijo durante un primer periodo. Sin embargo la mayor parte de su vida se caracterizan por disponer de una rentabilidad variable. De ahí que sean un tipo de inversión de alto riesgo ya que las ganancias están sujetas a los posibles beneficios para distribuir que genere la empresa en cuestión año tras año. Las pérdidas, al igual que las ganancias, son muy variables. Por norma general el emisor suele disponer de derecho de amortización a partir de los cinco años siempre y cuando solicite autorización para ello al Banco de España.
  • Bonos y obligaciones convertibles. Este tipo de activos permiten su conversión de un modelo a otro. De este modo una obligación puede llegar a convertirse en otro tipo de obligación e incluso en una acción. Es decir, que puede sufrir una conversión (en caso de cambiar de un tipo de obligación a otra) o en un canje (en caso de cambiar de obligación a acción). Sin embargo cuando se realiza un canje solo puede hacerse usando acciones viejas procedentes de la autocartera del emisor. Pero cuando se trata de una conversión se realiza con acciones nuevas. El cobro de los intereses de este tipo de producto se hace por medio de cupones periódicos. Cuando se emiten los bonos u obligaciones se determina tanto las fechas para poder convertirlos o canjearlos, la manera en la que se determina el precio y el número de acciones que se obtienen a cambio de cada obligación o cada bono. En el momento en el cumple la fecha en la que le producto puede canjearse el inversor puede:
    • Utilizar la opción de conversión. Esta acción suele llevarse a cabo cuando el precio cuando las acciones que se ofrecen en conversión o canje tiene un precio inferior al precio del mercado.
    • Mantener las obligaciones, lo cual podrá hacerse hasta la fecha de vencimiento o hasta la próxima fecha de conversión pactada.

La polémica de las preferentes dentro de los productos híbridos

De entre estas variables sin duda las participaciones preferentes son las más conocidas por el gran público. Las preferentes generaron polémica hace algunos años debido a su venta relativamente “fraudulenta”. No hay que olvidar que muchas de las entidades financieras que los ofrecían presentaban el producto como una inversión de bajo riesgo, similares a los depósitos, pero con una rentabilidad mayor. Una descripción que se aleja mucho de la realidad. De ahí que gran parte de los afectados por estas técnicas de venta y sus consecuencias terminaran por reclamar al banco al comprender que se trataba de productos que nada tenían que ver con lo que les habían vendido.

Leave a Reply