Por qué no invertir en rentas vitalicias en este momento

Si eres un inversor conservador, y estás buscando planes de ahorro a largo plazo, la renta vitalicia no ha de ser una de tus opciones en estos momentos. Incluso el Gobierno ha advertido de que con las subidas de tipos de interés que están previstas los ahorradores que han invertido en rentas vitalicias probablemente no logren recuperar todo el capital invertido.

En este momento las inversiones en seguros de ahorro a largo plazo se pueden convertir en una auténtica trampa para los clientes. Hasta tal punto que Sergio Álvarez, director general de la Dirección de Seguros del Ministerio de Economía, reclamó el pasado lunes en un acto sobre este sector una mayor trasparencia a las compañías de seguros. Es importante que aquellos ciudadanos que se decanten por este sistema de inversión tengan claro a qué atenerse. De ahí que sea necesario que todas las consecuencias que puedan surgir sean bien explicadas por parte de las compañías. Es más, a partir del 1 de enero todas las aseguradoras estarán obligadas a que todos sus contratos incluyan un estudio detallado de los riesgos que se asumen al contratar las pólizas.

Un toque de atención por medio del cual el Ministerio de Economía está intentando alejarse de los muy probables escándalos financieros que surgirán en poco tiempo relativos a las rentas vitalicias.

¿Qué consecuencias tendrán las subidas de los tipos de interés en las rentas vitalicias?

Básicamente la pérdida de patrimonio por parte de los inversores cuando vayan a rescatar su capital. Con las muy próximas subidas de los tipos de interés este panorama no resulta en exceso lejano. Por este motivo el Ministerio de Economía ha solicitado a las aseguradoras que comiencen a pensar en alternativas y posibles indemnizaciones con las que compensar a los clientes que muy pronto se verán afectados.

Según las estimaciones llevadas a cabo se espera que a partir de 2019 los tipos de interés comiencen a aumentar considerablemente coincidiendo con el fin de la política del BCE llevada a cabo durante estos años. Una política que ha consistido en estimular el crecimiento económico.

Según los datos de Icea más de 2,2 millones de ciudadanos habían contratado una renta temporal o vitalicia con la cual complementar la pensión pública que no parará de reducirse en los próximos años. El patrimonio total asciende a más de 86.000 millones de euros.

Normalmente este tipo de productos constan de una única prima que se abona a la aseguradora para conseguir equilibrar las pensiones en un futuro. Estos seguros de ahorro fiscalmente resultan muy atractivos.

Una de las posibles soluciones en el momento en el que las tasas comiencen a subir sería llevar a cabo un rescate anticipado de estas pólizas para evitar la baja rentabilidad que van a ofrecer. En este posible escenario lo más seguro es que los ahorradores que decidan rescatar sus pólizas no se vean penalizados pero sí verán como su inversión se recorta puesto que la recuperación se llevará a cabo en función del valor del mercado.

Sergio Álvarez aprovechó el acto para defender el proyecto de reforma de estos planes de pensiones alternativos. Según este proyecto los inversores deberían de recuperar todo el capital invertido pasados 10 años independientemente de los imprevistos. Sin embargo el sector financiero no vio con buenos ojos esta propuesta ya que va en contra del propio espíritu de este tipo de productos. Abogó la estipulación de unos límites de rescate anticipado que nunca superen los 10.000 €.

Sin embargo Sergio Álvarez descartó sus peticiones por no creer que con esta propuesta se vaya a generar un rescate masivo.

Leave a Reply