¿Qué son las inversiones seguras y rentables?

En la gran mayoría de ocasiones, intentar casar la palabra inversión con la palabra segura, no es de sentido común. No obstante, nos vamos a atrever a definir qué son y de qué tratan las inversiones seguras y rentables.

La inversiones seguras y rentables son aquellas que te permiten recibir un rédito, dividendo, retorno o rentabilidad (mayor o menor), con muy poco riesgo.

Inversiones seguras y rentables
Inversiones seguras y rentables

Es bien sabido que a mayor rentabilidad, mayor es el riesgo que correremos nosotros y nuestro capital. Por ello, en este blog vamos a intentar encontrar una relación rentabilidad-riesgo lo más equilibrada posible, dentro de lo que la actual situación del mercado nos permite.

Hay muchos factores que influyen en esta ecuación, y uno de ellos es el conocimiento del sector en el que invertimos. Pero, qué sucede? Que normalmente el inversor de a pié, el pequeño y mediano inversor no suele tener los conocimientos necesarios para encontrar, controlar y acceder a esa óptima relación entre rentabilidad máxima y riesgo mínimo.

Aquí os vamos a dejar un par de ideas (potentes ideas) de inversión al alcance de todos y que además se harán muy comprensibles conforme avanzamos en el análisis. Trataremos de forma breve dos tipos de inversiones, para nosotros muy claras, rentables y seguras para este 2021 y posiblemente para los años venideros. Hablamos de inversiones financieras e inversiones inmobiliarias, que dada la coyuntura actual del mercado nos van a permitir conseguir esa relación de rentabilidad-riesgo muy cercana a los grandes fondos de inversión, sino mayor.

Tipos de inversiones seguras y rentables

Tipos de inversiones seguras y rentables
Tipos de inversiones seguras y rentables

Inversiones financieras

Hoy os queremos hablar de la que es para nosotros la inversión más segura y rentable de este próximo año y posiblemente de los años venideros…Si os preguntáis donde invertir dinero con una rentabilidad más que interesante de entre el 9% y el 12% anual, no dejéis de leer nuestro artículo, creemos que puede ser de gran ayuda, tanto al gran como al pequeño inversor.

Como ya sabéis el cada vez mayor cierre crediticio en los últimos meses por las entidades bancarias y lo que es peor aún, la tardanza y la indecisión de volverlo abrir…ha propiciado que numerosos particulares busquen financiación fuera de estas entidades; estamos hablando de préstamos particulares o privados.

Dichos préstamos se conceden con una fuerte garantía inmobiliaria detrás, que es la que otorga seguridad a nuestra inversión. Es decir son inversiones que se firman mediante un préstamo hipotecario en notaria, en el que nosotros somos los prestamistas o entidad acreedora. Por ello, la seguridad jurídica, de entrada, es máxima.

Cuando formalizamos un préstamo hipotecario como acreedores, el préstamo que realizamos al particular o empresa queda registrado en el Registro de la Propiedad con lo que la propiedad inmobiliaria que hace de garantía queda “gravada” hasta que no nos cancelen el crédito. Exactamente igual que un banco. Cuando un banco nos dá una hipoteca, no podemos hacer nada con la propiedad, venderla o hipotecarla sin pasar por ellos antes. En este tipo de inversiones seguras nosotros somos “el banco”.

¿Cómo invertir sin riesgo?

Cómo funcionan este tipo de préstamos y porqué decimos que es una de las inversiones más seguras y rentables de los próximos años?

inversiones financieras
inversiones financieras

Seguridad de la inversión

Pues bien, como sabéis muchas personas no disponen de liquidez pero sí de propiedades…y esa es la carta de seguridad de aquél inversor que decide prestar dinero a un particular. A la hora de invertir en préstamos de capital privado hemos de entender que cuando una persona presta a otra un capital (invierte) y ésta última pone como garantía sus propiedades, el capital del inversor queda totalmente garantizado por un bien inmueble, cubierto por la ley hipotecaria recientemente renovada por el gobierno y además jamás se realiza un préstamo por importe menor al 30 o 35% del valor del inmueble que el particular ofrece en garantia. Con lo cuál, el inversor no solamente tiene cubierto el capital sino los intereses correspondientes y posibles intereses de demora por incumplimiento de contrato causado por la falta de pago del prestatario. Hay margen de sobra.

Intereses a ganar

Normalmente el interés anual de ganancia en estos prestamos entre particulares, es decir el interés al que se firma el contrato de préstamo oscila entre el 9% y el 12%. Con lo que este tipo de operaciones se convierten hoy en dia en las operaciones de inversión más rentables del mercado, teniendo en cuenta su gran seguridad.

Riesgos de la inversión

Para analizarlo, vamos a hacer aquello que tanto nos gusta a los inversores y es ponernos en el peor de los escenarios. Es lógico entender que si prestamos dinero a un particular, podemos hablar con él y viceversa y si en algún momento hay alguna irregularidad de pago por parte del prestatario es muy posible que lleguemos a un entendimiento y que en pocos dias se llegue a un acuerdo que no haga minvar en absoluto nuestra rentabilidad.

Como inversores en esta situación tenemos la sartén por el mango, de la misma forma que la tiene el banco cuando nos dá una hipoteca. En este caso, somos nosotros “el banco” y si el cliente aún habiendo hecho un análisis detallado de su solvencia y por supuesto del inmueble que hará de garantía, incumple el contrato por falta de pago, nosotros podemos resolverlo judicialmente el pago total de préstamo, los intereses que no nos ha abonado y por supuesto los intereses de penalización suscritos en el contrato de préstamo.

El peor escenario al que nos enfrentamos es que tras intentar dar soluciones al cliente, no se llegue a un acuerdo, o que incluso, no nos coja el teléfono y “desaparezca”

En ese caso, nos queda más remedio que interponer la demanda correspondiente y esperar que el Juez dictamine la subasta de la propiedad, en la cuál todo nuestro capital está más que asegurado. Y no solamente percibiremos toda la cantidad que hemos prestado sino los intereses de demora correspondientes que nos harán incrementar nuestra rentabilidad inicial en 3 puntos. Es decir, si el cliente abona el préstamo correctamente percibiremos del 9 al 12% anual. Si llegamos al casod e impago y subasta de la propiedad el interés que percibiremos será del 12% al 15% anual.

Para ello es muy importante no ofrecer más capital de préstamo que el 30 o del 35 % de la tasación del inmueble. Aunque salga a subasta por el 100% de su valor, la persona que se lo adjudique tendrá que liquidar la carga que tiene contraída el inmueble, es decir la nuestra. Además de ello, nosotros como inversores podemos acabar adjudicándonos dicho inmueble por el importe de la deuda con lo que tras la venta del mismo nuestra rentabilidad se dispararía.

Por ello es muy importante lo siguiente:

Precauciones para dar la máxima seguridad en este tipo de inversiones

  • No prestar más del 30-35% del valor del inmueble.
  • Realizar un exhaustivo estudio y análisis de solvencia del cliente, ya sea particular o empresa.
  • Sólo admitir inmuebles poco susceptibles de devaluación de su precio en caso de crisis.
  • Por supuesto ir de la mano de una empresa especializada en este tipo de inversiones.

Nivel de morosidad en este tipo de préstamos

Actualmente, y gracias a las facilidades de pago en este tipo de prestamos rapidos mediante cuotas y el largo plazo de retorno, la morosidad real se sitúa en un 3-4%. Un 10% tienen irregularidades de pago subsanables y un 87% paga regularmente. (Datos cedidos por Prestamistas.es)

Donde informarme para invertir de forma segura en préstamos hipotecarios

Hay diversas financieras que disponen de estos servicios, solo que tenéis que preocuparos de que, dada la actual regulación hipotecaria, sean empresas:

  • Que estén reguladas por el Banco de España
  • Que estén reguladas por la Agencia Española de Consumo
  • Que dispongan de un seguro de responsabilidad civil exigido por ley.
  • Que el administrador, gerente o Ceo esté formado y certificado como experto en este tipo de financiación.

Y sobretodo, que os den confianza, que trabajen con transparencia y seriedad y dispongan de un interlocutor personal y asesor de inversiones. Para nosotros la que hoy da más garantias de ello es la mencionada Prestamistas.es


Próximamente…… hablaremos sobre el segundo tipo de inversiones seguras; las inversiones inmobiliarias a partir de 2021.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies